lunes, 31 de diciembre de 2018

1969-2019: Cincuenta años como compositor musical.




SERGIO  CÁRDENAS

50 Años Como Compositor Musical


El 29 de junio de 2019, estaré celebrando el Cincuentenario de la primera exposición pública de una obra musical de mi autoría. La lista de quienes se han aventurado a exponer obras musicales mías, es larga y ancha: me honra mucho, me mueve al agradecimiento perenne por tan enorme distinción. Comparto aquí los nombres de quienes recuerdo. Si omití a alguien, favor de hacérmelo saber, para agregarlo a la lista.


ORQUESTAS SINFÓNICAS

-Sinfónica “Estanislao Mejía”, FaM-UNAM
-Sinfónica Nacional de México
-Sinfónica de Xalapa
-Filarmónica del Bajío
-Filarmónica de Querétaro
-Sinfónica de Hof (Alemania)
-Cairo Symphony Orchestra (Egipto)
-Sinfónica de la Radio Nacional Polaca, de Varsovia
-Filarmónica de la Ciudad de México
-Sinfónica del Vallés (Barcelona, España)
-Filarmónica de Zacatecas
-Sinfónica de San Luis Potosí
-Orquesta Siemens-Erlangen, Alemania
-Sinfónica Carlos Chávez
-Arab Youth Philarmonic Orchestra
-de la Federación Alemana de Orquestas Amateur
-Sinfónica de la Universidad de Bonn, Alemania


ENSAMBLES u ORQUESTAS DE CÁMARA

Consortium Sonorus
Los 12 Violonchelistas de la Filarmónica de Berlín
Los 14 Flautistas Berlineses
Camerata de la Filarmónica del Bajío
Camerata de la Filarmónica de Querétaro
de Cámara de Bellas Artes (Ciudad de México)
de Cámara de Florencia (Italia)
Filarmónica de Cámara de Polonia
de Cámara de la Escuela Nacional Preparatoria-UNAM
Consortium Musicum (Academia Musicorum, Tamaulipas)
Camerata de Querétaro
Opera Nova, de Zurich, Suiza
Solistas del Collegium Musicum, Castillo Weissenstein, Alemania
de Cámara de Ansbach, Alemania
Cuarteto Latinoamericano


SOLISTAS VOCALES

Sir Simon Rattle (rapero) Alemania
Alan Pingarrón (tenor)
Luis Gerardo Villegas (rapero)
Christoph Splittstoesser (rapero) Alemania
Rosario Andrade (soprano)
Margarita Pruneda (soprano)
Belinda Ramírez (soprano)
Matthias Vieweg (barítono) Alemania
Alfredo Portilla (tenor)
Gabriela Herrera (soprano)
Claudio Valdés Kuri (rapero)
Rubén Luque (barítono)
Jochen Kupfer (barítono) Alemania
Martin Lindsay (barítono) Alemania
Pablo Chemor (rapero)
Jordi Vidal (rapero), Barcelona, España
Alberto Albarrán (barítono)
Adrián Díaz (barítono)
Carlos Orozco Plascencia (rapero)


SOLISTAS INSTRUMENTALES

Guadalupe Parrondo (piano)
Álembert Vázquez (piano)
Rodolfo Ritter (piano)
Héctor Cruz (piano)
Edith Ruiz (piano)
Manuel Delaflor (piano)
Emmanuel Flores (flauta)
José Alfredo Yáñez (flauta)
Rolf Weber (clarinete) Alemania
Daniel Martínez (flauta)
Elihú Ortiz (fagot)
Andrés Baltazar (corno francés)
Citlalmina Hernández (clarinete)
Arturo García V (oboe)
Marcos Fregnani (flauta) Alemania
Anke Schittenhelm (violín) Alemania
Francisco Ladrón de Guevara (violín)
Judy Chin (piano) Francia
Jean-Marie Cottet (piano) Francia
Víctor Flores (contrabajo)
Alex Dombrovski (fagot) Bielorrusia
Grigori Krasnov (oboe) Rusia
Zoltán Macsai (corno francés) Hungría
Vitali Roumanov (violonchelo) México
Miguel García Ramírez (violín)
Paulo Pallás (violín)
David Rodríguez Gil (violonchelo)
Natella Zakharian (violonchelo)
Kyusang Jeong (clarinete) Alemania
Karin Nakayama (viola) Alemania
Jihae Han (contrabajo) Alemania
Donald Callahan (oboe)
Friedemann Eichhorn (violín) Alemania
Alexander Hülshoff (violonchelo) Alemania
Stefanie del Mar Sordo (oboe)
Jazmín Torres (clarinete)
Manuel A. Cornejo (corno francés)
Mariana Oláiz (fagot)
Tania Luna (violín)
Javier Franco (violonchelo)
Boran Fang (clarinete)
Felix Korinth (viola)
Jie Lin (contrabajo)
Attila Balogh (clarinete)
Ernst Herzog (viola)
Axel Ruge (contrabajo)
Stephen Hess (piano)
José Alfredo Bocanegra (clarinete)
Óscar Miramontes (violonchelo)
Cipactli Hernández (percusión)
David Sánchez (contrabajo)
Horacio Franco (flautas de pico)
Enrique López (contrabajo)
Carlos Rangel (contrabajo)
Miguel Ángel Mota (contrabajo)
Miguel A. Villanueva (flauta)
Luis Antonio Medel Díaz  (flauta)
Marco Nuñez (flauta)


CONJUNTOS CORALES

Senior Students del Westminster Choir College, Princeton, USA
Coro del Departamento de Música Sacra, del STPM
Convivium Musicum
De la Escuela Nacional de Música-UNAM
De la Universidad Veracruzana
Canticum Novum
De Cámara de México
De Cámara en la Universidad de Bonn, Alemania
Vocal Essence, de Minneapolis, MI, USA
A Capella, de la Cairo Symphony Orchestra, Egipto
De Concierto de la Sinfónica de Hof, Alemania
Bach Chor, de Münchberg, Alemania
Del Sistema Nacional de Fomento Musical
Ars Iovialis, UNAM
Alquimistas, UNAM
de la Escuela Técnica Superior de Música, de Bad Königshofen,
                                                                                                               Alemania
Quinteto Vocal Masculino “Carus”, Alemania
Coro de Cámara de la UDLA-Puebla
Coro del Noreste, Tamaulipas


DIRECTORES

David Eduardo Rocha
Luis Gerardo Villegas
Lukas Meuli (Suiza)
Wojciech Rajski (Polonia)
Nahum Aquino
Gerardo Rábago
Christoph Splittstoesser, (Alemania)
Jesús Almanza
Enrico Onofri (Italia)
Enrique Gimeno (España)
Wolfgang Behrend (Alemania)
Walter Mik (Alemania)


RECINTOS en los que se han expuesto obras de mi autoría:

Palacio de Bellas Artes (Sala Principal y Sala Ponce), Ciudad de México
Silvestre Revueltas, del Conservatorio Nacional de Música
Silvestre Revueltas, del CCOY
Sala Nezahualcóyotl
Sala Carlos Chávez
Auditorio Blas Galindo
Patio Octavio Paz, de la Biblioteca de México
Auditorio de la Biblioteca Vasconcelos
Espacio Cultural Metropolitano, Tampico
Teatro Amalia, del Centro Cultural Tamaulipas, Cd. Victoria, Tam
Teatro de la Reforma, H. Matamoros, Tam
Catedral de H. Matamoros, Tam
Teatro de la Ciudad, Reynosa, Tamaulipas
Parque Cultural Reynosa, Tam
Centro Cultural de Nuevo Laredo, Tam
Sala Xochipilli, FaM-UNAM
Salón de Recepciones, Museo Nacional de Arte, Ciudad de México
Palau de la Musica Catalana, Barcelona, España
Sala Principal y Sala de Cámara, de la Filarmónica de Berlín, Alemania
Sala Principal de la Konzerthaus, de Berlín, Alemania
Sala de Música de Cámara del Carnegie Hall, New York, USA
Sala Principal del Centro Cultural de Lucerna, Suiza
Templo Or San Michelle, de Florencia, Italia
Freiheitshalle, de Hof, Alemania
Sala Principal y Sala de Cámara, de la Cairo Opera House, Egipto
Sala de la Filarmónica de Cámara de Polonia
Teatro del Festival Lutoslawski,  Schwerin, Polonia
Teatro Juárez, Guanajuato, Gto
Teatro Doblado, León, Gto
Auditorio Tresguerras, Celaya, Gto
Auditorio de Tignes, Francia
Auditorio de la Radio ORF, de Salzburgo, Austria
Onoldia-Saal, de Ansbach, Alemania
Templo de San Francisco, de San Luis Potosí, SLP
Sala Felipe Villanueva, Toluca, EdoMex
Teatro de los Héroes, Chihuahua, Chi
Auditorio de la Antigua Escuela de Medicina-UNAM
Auditorio de la Facultad de Ingeniería-UNAM
Catedral de Tlaxcala, Tlx
Templo El Buen Pastor, Ciudad de México
Templo del Convento, de Irapuato, Gto
Museo de Arte de la Universidad de Bonn, Alemania
Explanada de la Alhóndiga de Granaditas, Guanajuato, Gto
Foro Studio, de la Casa de la Ópera, de Zurich, Suiza
Sala de Mármol, del Castillo Weissenstein, Alemania
Coliseo El-Jem, Túnez
Wandelhalle, Bad Mergentheim, Alemania
Iglesia Luterana Central, de Minneapolis, MI, USA
Martin-Gropius-Bau, Alemania
Sala Bolívar, del Instituto Latinoamericano de Berlín, Alemania
Aula Magna de la Universidad de Bonn, Alemania







                 
                                 



viernes, 9 de noviembre de 2018

Las Firmas de la Ignominia





En una acción inmoral, carente de toda probidad y honradez, los Consejeros Técnicos de la Facultad de Música-UNAM, aprobaron la modificación de mi relación laboral con la UNAM violentando los más elementales preceptos constitucionales, legales y administrativos. Esto sucedió en la reunión del H. Consejo Técnico del 8 de diciembre de 2017. Sin empacho alguno, los Consejeros, cuyos nombres ya se han confirmado oficialmente y cuyas firmas aparecen al margen, ignoraron los más básicos principios morales y académicos, amén de despreciar la legislación universitaria. Con esa innombrable acción, los susodichos fincaron las bases para que, el 6 de marzo, 2018, en otro alarde de impunidad e inmoralidad, la Directora en funciones de la Facultad de Música-UNAM decidiera (sí, ella sola acusó, juzgó y rescindió) rescindir tajantemente mi relación laboral con la UNAM, donde ingresé en febrero de 2005.

Aquí los nombres de los "heroicos" firmantes:

                           María del Consuelo Granillo González
                  Francisco José Calderón Ramírez 
                  Esther Carmen Antonia Escobar Blanco
                  Jorge Sandoval García
                  Enrique Francisco Ornelas Cochegruz
                  Verónica Villegas Rojas
                  Gabriela Ramírez Archundia
                  Alejandro Barceló Rodríguez
                  María Teresa Gabriela Frenk Mora
                  Juan Gabriel Hernández Calderón

Desde enero, 2018, se solicitó al INAI (Instituto Nacional de Acceso a la Información), copia del acta de la reunión del H. Consejo Técnico de la FaM-UNAM, del 8 de diciembre, 2017, pues es de suma importancia conocer, a detalle, qué fue lo que los H. Consejeros aprobaron. La Dirección de la FaM-UNAM  incurrió en el delito de ocultamiento de información pública pues, como se puede ver en la copia mostrada,  primero entregó al INAI una copia incompleta del acta solicitada ya que deliberadamente borró de la copia todo lo concerniente a la asignatura Conjuntos Orquestales, asignatura que arbitrariamente me fue arrebatada en la mencionada reunión. Además, no proveyó los nombres de los CC. Consejeros asistentes de la Sesión del 8 de diciembre, 2017.Pero como bien reza la sabiduría popular: "no hay mal que dure cien años": finalmente, la "victoriosa" Dirección de la FaM-UNAM se vio obligada a cumplir con la Ley tal y como se lo hizo saber el INAI.

A continuación muestro algunas de las firmas de los H. Consejeros con su respectiva identificación:

       


       









       
Son las firmas de la ignominia, para vergüenza de la Facultad de Música de la Universidad Nacional Autónoma de México.

                                       


domingo, 23 de septiembre de 2018

CONSORTIUM SONORUS en el otoño de 2018








¡¡¡ENTRADA  LIBRE!!!

Agradecemos la hospitalidad de la Biblioteca de México (Plaza de la Ciudadela).
Asimismo, la generosidad hospitalaria del templo metodista EL BUEN PASTOR, de la Iglesia Metodista de México, A. R.

sábado, 22 de septiembre de 2018

La experiencia musical de Pommersfelden




En el verano del presente año (2018), la Academia Internacional de Verano del Castillo Weissenstein, de Pommersfelden, Alemania, celebró el 60º aniversario de haber iniciado actividades. Como en las seis décadas anteriores, esta Academia Internacional congregó a más de 60 jóvenes talentos musicales del orbe (más de 21 naciones representadas), jóvenes que pudieron beneficiarse de las magníficas experiencias musicales que se pueden vivir ahí, en un lugar cuya belleza incrementa la hermosa oportunidad de crecimiento musical y humano que provee esa Academia.
Desde el verano del año 2005, gracias a la confianza que me ha depositado el Mtro. Jenö Nyari, director artístico de la Academia, más de 40 jóvenes talentos musicales de México se han beneficiado de las muchas bondades que se ofrecen en Pommesfelden.


En el verano del año 2018 se pudo refrendar esa magnífica experiencia: cinco brillantes jóvenes músicos de México estuvieron participando; lograron destacar por sus habilidades técnicas, pero más aún por su innata musicalidad y calidez humana. Alejandro COLÍN (violín), Luis Miguel FLORES (clarinete), Elihú Ricardo ORTIZ (fagot), Assaet MÉNDEZ (trompeta) y Rodrigo CHICO (contrabajo), descollaron en el transcurso de las cuatro semanas de duración que tiene ese Academia, destacando sus participaciones en distintos ensambles de música de cámara que ahí se constituyeron y en la agrupación orquestal COLLEGIUM MUSICUM, conformada por todos los participantes en la Academia.
Comparto aquí algunos de los comentarios que generó en ellos la participación en Pommersfelden:

Del fagotista Elihú Ricardo ORTIZ:

 Quizás debo empezar por aceptar que antes de viajar a Alemania no tenía del todo claro los objetivos del curso, sabía que habría cuatro programas distintos de repertorio orquestal y varios programas de música de cámara, como premisa ya es emocionante y todo un reto, pero una vez iniciado el curso uno se da cuenta de las implicaciones que conlleva ser parte de la academia de verano, esto incluye entrar en un ritmo de trabajo sumamente intenso y agotador en todos los aspectos, sin embargo todo ese cansancio es proporcional al aprendizaje y experiencia que adquieres al ser parte de cada ensayo, clase o concierto.
 
Desde el primer día para mí fue muy claro que todos los que asisten al curso están ahí para ganar experiencia en el campo orquestal y de música de cámara, para mejorar los diversos aspectos que implican ser parte de un conjunto orquestal. Es altamente gratificante encontrarte con tantos jóvenes de los más diversos países que tienen el mismo entusiasmo y ganas de hacer las cosas al más alto nivel posible, darse cuenta el gran talento y naturalidad con el que la gran mayoría se desenvuelve a la hora del ejercicio musical y empezar a empaparse de las sutilezas que ya se por práctica o naturalidad propia de cada músico, van surgiendo. Una vez superados los nervios de la audición pública del primer día (ante todos los maestros y todos los compañeros) se generó rápidamente un ambiente de concordia, si bien algo de lo que más me sorprendió es que todos son sumamente competitivos y a la vez respetuosos de las distribuciones de lugares, obras o ensambles, cada quien intenta aportar su experiencia pero siempre abiertos a escuchar las sugerencias o críticas de los demás.

 El ambiente, el lugar y las condiciones mismas del curso son las propicias para no pensar nada más que en la música, en las necesidades musicales de cada obra, en cómo abordarlas y resolverlas, en el castillo de Pommersfelden uno puede imaginarse con mayor facilidad la acústica, el ambiente y las sutilezas de épocas pasadas, tomar ensayos con diversos músicos de tan vasta experiencia ayuda a pulir el estilo y carácter de cada obra y la velocidad con que sucede cada día hace que experiencias sean enriquecedoras, tanto para el conocimiento como para el espíritu.

 Cada semana es un reto distinto, un programa distinto, un director nuevo, que requiere adaptarse lo más pronto posible, resolver de la manera más rápida posible las cuestiones técnicas individuales, para que cada uno este a la altura de aportar al conjunto, al ensamble, los ensayos por sección que de manera concisa aportan a la maduración de cada programa semanal fueron para mí una de las actividades más reveladoras, una idea que me viene ahora a la cabeza, es casi la premisa que existe en todos, para no repetir en vano , si es una idea musical general que se deba aplicar a toda la obra es tu responsabilidad entender y aplicar esa misma idea, si algo en el ensayo no funciona, afinación o lo que sea, no es necesario repetirlo hasta el cansancio, parar, resolver y revisar, si alguna cuestión técnica individual no funciona, es responsabilidad del músico resolverla y no ocupar el tiempo de un ensayo en resolver cuestiones individuales, parecieran ser ideas simples, pero llevadas como regla, ayudan una enormidad, no solo a agilizar los ensayos, si no a tomar consciencia del papel que cada uno como músico tiene y de las responsabilidades mínimas.

 Además de toda la actividad programada, siempre hay tiempo para la convivencia, que por cierto no escapa a lo musical, siempre surgen las pláticas de las escuelas, orquestas, grabaciones, conciertos o música por compartir, de verdad que ha sido uno de los veranos más bonitos de mi vida, asistir a conciertos de los compañeros y poder disfrutar de su música, ha sido todo una delicia. Creo no equivocarme si al hacer cuentas digo que participe en al menos diecinueve conciertos en este verano y aún guardo varias de las sensaciones tan maravillosas que fue hacer música ahí.

No tengo más que agradecer la oportunidad que tuve de ser parte de esta 60° academia de verano del castillo Pommersfelden. Al maestro Sergio Cárdenas, por la confianza y todos los que hacen el festival posible, desde el director, Jeno Nyari, hasta los grandes patrocinadores de este evento, los condes von Schönborn.


Del clarinetista Luis Miguel FLORES:

Uno como artista necesita además de aprender el arte como tal, tener experiencias como en "la vida real". Esa es precisamente la ideología de la Academia Collegium Musicum.

Durante 4 semanas, nos introducimos a una preparación a la vida de un músico profesional, sin dejar a un lado la permanente formación académica. 
Desde mi primer año de asistir a este festival, he apreciado la evolución de los asistentes a lo largo de las 4 semanas que dura el festival. He conocido también a artistas excelentes y a jóvenes talentosos.
Del mismo modo, existe una diversidad cultural, pues el festival Collegium Musicum reúne a jóvenes de todo el mundo. Es grato trabajar y hacer equipo con "completos desconocidos" (en un principio), pero con quienes se entabla una amistad que perdurará.
Por otro lado, es verdad también que estamos sometidos bajo cierto grado de estrés, al tener que preparar conciertos orquestales en poco tiempo, además de la programación conjunta de presentaciones de música de cámara.

Considero al festival como una oportunidad de desenvolverme. Poner en práctica lo aprendido, y sobre todo, verlo como complemento a mis estudios.

23 de agosto de 2018.

Del trompetista ASSAET MÉNDEZ MÉNDEZ:

Regresar a Pommersfelden por tercera ocasión iba mucho  mas allá de participar un año mas, al recibir la cordial invitación del maestro Sergio Cárdenas y del Señor  Jeno Nyary Director del Collegium musicum supe  que era una oportunidad mas de poner a prueba los conocimientos y habilidades adquiridas a lo largo de estos años como músico y llevarlos a un alto nivel como se requiere hacerlo en Europa.

En su  edición numero 61 una vez mas formo parte de la convivencia artística de jóvenes estudiantes y profesionales que se reúnen para realizar una serie de conciertos durante cuatro semanas en donde se abarcan recitales de música de cámara hasta repertorio orquestal, y en mi experiencia por primera vez pude tocar “Don Juan” una obra que siempre había querido interpretar y nada mejor en Alemania, al lado de jóvenes que en tan poco tiempo ya llevábamos muy buena amistad y mejor aun bajo la batuta de Sergio Cárdenas, durante esa semana todos sabíamos de compromiso que requería tocar ese repertorio, además del publico exigente que se da cita en los conciertos del festival, así que comenzamos una serie de preparación de manera individual y colectiva para llegar a obtener un resultado bastante aceptable durante los tres conciertos.

Posterior a esa semana hubo muy buenos comentarios de los músicos participantes destacando  mis compañeros de la sección de metales como: Klaus Weber (Alemania) Spencer Champan (USA) Erick Gomez (USA) Eden Garza (USA) y Aoyama Keita (JAPON) quienes coincidimos en que trabajar con el maestro Cárdenas había sido de lo mas placentero y agradable ya que nos exigió sonar como verdaderos metales, que no es muy común con otros directores, sus ideas y su exigencia fueron siempre claras lo cual llevo al resultado obtenido.

Con el paso de los días fuimos explorando mas repertorio y también manteniendo el formato existente de los años  anteriores, pero es importante mencionar la gran ayuda del Maestro Dankwart Schmidt, trombón principal retirado de la Filarmónica de Munich y ex miembro del German Brass, a lo largo de los ensayos seccionales con la sección de alientos en general se mostro muy claro en sus ideas y en el resultado que quería obtener, reforzado con anécdotas ocurridas durante su carrera como instrumentista , con lo cual uno complementa mucha información que no nos enseñan en el conservatorio. Además del trabajo de cada semana con el ensamble de Metales para la fanfarria que anunciaba el concierto de la orquesta sinfónica y el quinteto de metales, con quien tuvimos dos presentaciones exclusivas en Pommersfelden y Nuremberg.

Durante el festival como cada año uno llega a conocer a músicos de todo tipo, desde jóvenes de 17 años que ya vienen tocando a un muy buen nivel, estudiantes que vienen de ganar algún concurso nacional e internacional, hasta jóvenes que ya son principales en sus orquestas donde laboran y que también han pasado por muchas experiencias, todo esto reunido durante un mes siempre tiene un muy buen resultado, en mi caso personal, me siento mas comprometido con el mundo de la música, que va mas allá de lo que uno puede ver y escuchar, y con todos estos casos viéndolos y teniéndolos al lado son un motivo muy grande para seguir adelante día con día, uno no debe conformarse con lo que ya tiene hasta el momento, siempre es posible llegar mas lejos si uno se lo propone.

Y a todo esto quiero agradecer infinitamente al Maestro Sergio Cárdenas por la invitación que me hizo, ya que el resultado obtenido por mi participación durante los conciertos fue mas allá de lo que imaginaba hasta entonces, y al final del Festival recibí la noticia por parte del Señor Nyary para tocar como solista en el verano del 2019, y ser el primer mexicano solista en Pommersfelden  en su edición numero 62, esto sin lugar a duda es un compromiso muy grande en el me corresponde llevar a cabo de la mejor manera posible.